🎞️ Tráiler de 'Un ángel llamado Rebeca'


26 de abril de 2024 estreno en cines.




La historia real de la joven que tocó el Cielo.

Producida por los hermanos Borja e Inés Zavala, de veintitrés y veintidós años respectivamente, 'Un ángel llamado Rebeca' se estrenará próximamente en cines distribuida por European Dreams Factory. Es la tercera película en la filmografía de los Zavala, tras las exitosas cintas 'El Cielo no puede esperar' y 'El latido del Cielo', ambas sobre el beato italiano Carlo Acutis. 

En esta ocasión, Borja e Inés Zavala abordan la historia de Rebeca Rocamora Nadal, nacida en Granja de Rocamora, provincia de Alicante, el 7 septiembre de 1975. Ella es el mejor ejemplo de cómo la realidad supera a la ficción: una joven rubia y con ojos de lago, fallecida de un cáncer a la edad de veinte años, el 26 de mayo de 1996, festividad de Pentecostés. 

Declarada Sierva de Dios por la Santa Sede, nadie o casi nadie conoce hoy su egregia figura ni su atribulada vida durante la cual revivió en propia carne la Pasión de Cristo. Enferma de gravedad desde los diez años, llevó adelante su propio Gólgota hasta su muerte con una sonrisa siempre en los labios y una preocupación permanente por hacer felices a los demás, empezando por su propia familia y amigos. 

Una niña, en suma, que acreditó ya desde el principio con su comportamiento cotidiano que se puede ser santo sin hacer cosas extraordinarias, frecuentando los sacramentos, adorando a Jesús en la Eucaristía y manteniendo un trato filial con la Virgen María cimentado en el Santo Rosario. Uno de esos “santos de la puerta de al lado”, parafraseando al Papa Francisco. 

José Ignacio Munilla, Obispo de Orihuela-Alicante, comenta que una de las mayores alegrías al tomar posesión de su nueva Diócesis fue encontrarse con el proceso de Rebeca en marcha, y ahora participa en esta primera película sobre ella junto con el postulador de su proceso de beatificación, José Cristóbal Moreno, y la hermana Milagros, religiosa carmelita curada por su intercesión ante la estupefacción de los médicos. 

En 'Un ángel llamado Rebeca' salen a relucir también los testimonios de la madre de Rebeca, María del Rosario Nadal, y de sus tres hermanas: Laura, Rosa y Lourdes, las cuales desbrozan anécdotas desconocidas de la Sierva de Dios desde su más tierna infancia. La implicación de la familia y de los responsables eclesiásticos del proceso en esta primera película sobre Rebeca es total, igual que la de sus amigos y compañeros de clase y catequesis, o la de los vecinos de Granja de Rocamora, pues Rebeca tuvo siempre fama de santidad en vida. La película servirá también para impulsar su proceso de beatificación, cuyo primer milagro se estudia ya en Roma. La cinta ofrece también 2 filmaciones originales de Rebeca, junto con documentos e imágenes inéditas de su vida familiar y de sus experiencias con amigos.